Señal podotáctil

53 impactos

Fotografía, Seiichi Miyake
79

Esta editorial de nuestra revista INCIDigital quiero dedicársela a Seiichi Miyake, el inventor de la superficie podotáctil, pues es una ayuda muy práctica para las personas ciegas y esta adaptación refleja la preocupación de las sociedades modernas en hacer más amables las ciudades y verdaderamente accesibles.

En 1965, Seiichi Miyake pensó en la señal podotáctil, que haría que la cotidianidad de su amigo ciego fuera más sencilla. Con su invento logró que las personas con discapacidad visual pudieran caminar por lugares públicos guiándose con el tacto de los pies por unas líneas en relieve puestas en la acera.

Para llevar a cabo su idea, invirtió sus propios recursos con la intención de utilizar bloques Tenji o bloques táctiles y Tile Tile.

Ahora bien, además que muchos no conocíamos el nombre de su inventor, queremos felicitar a Google por dedicar el doodle del 18 de marzo  al invento de la señal podotáctil para nosotros los ciegos y a la memoria de Seiichi Miyake.

Han existido diferentes patrones de bloques. El primero de ellos consistía en una serie de líneas que indicaban a la persona que estaba caminando que podría continuar hacia adelante porque no existían obstáculos. Este patrón fue mejorado por el segundo, que era un poco más complejo, al introducir cúpulas truncadas que servían para informar a la persona de que existía un cambio en la dirección o que había un cambio en su itinerario que no le permitía continuar.

En esta columna de INCIDigital quiero compartirles cómo hemos luchado para que el Distrito nos garantice a las personas con discapacidad visual un entorno  accesible y una ruta fácil, garantizando la movilidad de los ciegos.

Gracias a la gestión administrativa, hoy los ciegos podemos disfrutar de unas aceras nuevas que nos garantizan la accesibilidad, de la textura podotáctil para guiarnos camino al INCI y tenemos la plaqueta en braille, de la que podemos hacer uso del número de teléfono para que llamen al conductor y nos recoja, describiendo las señales de cómo estamos vestidos o el tipo de bastón que usamos.

En este contexto, me quiero solidarizar con el compañero Álvaro Amado, que el pasado 8 de marzo camino al INCI tuvo un accidente cayendo a una caja abierta de Codensa, todo porque les roban estas tapas, exponiéndonos a un accidente que  perfectamente se puede evitar.

Por esto, hago un llamado para que no se roben las tapas de las alcantarillas ni las tapas de las cajas de servicios públicos, que constituyen un verdadero peligro para nosotros los ciegos.

Concluyo haciendo otro llamado para que nosotros mismos seamos los reporteros de estas cajas abiertas o de las mismas alcantarillas, siendo pertinente que nos lo reporten al INCI o a la respectiva empresa.

Le agradecemos a Codensa, que escuchó nuestro clamor y en un tiempo record nos arregló este problema para llegar seguros a la casa de los ciegos.

 

 Carlos Parra Dussan Director General Instituto Nacional para Ciegos - INCI

Autor:
Carlos Parra Dussan
Director General
Instituto Nacional para Ciegos - INCI