Nuestra servidora canina del INCI

135 impactos

Fotografía, Asahi
85

Mucho hemos hablado del día nacional del servidor público, sobre todo lo que sentimos y hacemos cada uno de los funcionarios y servidores del país frente al trabajo, compromiso y dedicación que le ponemos cada día a nuestras funciones, pero hoy voy a hablar de un miembro fundamental de la familia INCI y que se destaca en todo momento por su servicio.

Una servidora que con su tenacidad y dedicación ha logrado abrirse puertas y literalmente abrirse un camino entre los servidores públicos de país. Me refiero a Asahi, quién no sólo es la perra guía de Luisa Moreno, funcionara del INCI, sino es modelo, instructora, e imagen de campañas de interacción, pero sobre todo es puro corazón.

Es grato verla guiar a Luisa por los pasillos del INCI con la facilidad y certeza del que sabe para dónde va, además de la concentración y resolución de no distraerse por más que la llamen o le jueguen y es que en la calle es muy común encontrar quienes la quieren acariciar o incluso que busquen llamar su atención durante los talleres que día a día se desarrollan en el Instituto, ella distinguida y de paso elegante recorre todos los obstáculos y las distracciones con una gracia exclusiva de ella para llevar a Luisa a su destino.

Recientemente y aún cuando tienen una gran responsabilidad con la Biblioteca Virtual para ciegos, trabajan fuertemente con la oficina de comunicaciones y sin lugar a dudas se han convertido en unos compañeros dispuestos a todos los retos que surgen desde los medios, y lo hacen con dedicación y pasión. A veces me pregunto qué sentirá Asahi entrando 10 veces seguidas al INCI sólo para que pudieran hacer una toma perfecta las cámaras de los noticieros.

Como éste hay miles de ejemplos en los que Asahi se destaca, junto a Luisa han capacitado en interacción con población con discapacidad visual a entidades públicas y privadas, han dado talleres, son un equipo integral y dispuesto a hablar con todos los medios de comunicaciones que normalmente se enamoran de su historia.

Esta labradora, junto a Luisa, se ha encargado de ensayar los sistemas masivos de transporte, de poner a prueba los espacios accesibles y de, sin lugar a duda, encontrar los lugares inclusivos del país, un reto que no toman a la ligera y que con toda la paciencia del mundo y muchas veces de la intolerancia de las personas  sobrellevan siempre dejando un mensaje amable y demostrando la importancia de los animales de  apoyo.

Mientras que Luisa la llama mona con cariño nos referimos a ella como la modelo del INCI, pero es mucho más que eso, es un ícono de los perros guías del país, es un ejemplo de servicio y gracias a Luisa y Asahi logramos seguir enviando un mensaje a todos los colombianos sobre inclusión.

Tema: