Vinculación laboral de la población con discapacidad visual

Pedro Andrade
Coordinador desarrollo capacidades para inclusión
Instituto Nacional para Ciegos -INCI

Han pasado más de 20 años desde que el Instituto Nacional para Ciegos -INCI estableció alianzas con el Servicio Nacional de Aprendizaje SENA para facilitar el acceso y permanencia de la población con discapacidad visual a los programas de formación profesional, intermediación laboral y desarrollo empresarial que maneja esta entidad.

En el año 1994, el INCI propició el primer acercamiento con el SENA para incluir a las personas con discapacidad visual en los ambientes de aprendizaje, ofreciendo capacitación y asesoría a instructores y personal administrativo, además de la publicación de un manual sobre el abordaje de esta población, en entidades de formación profesional de 11 regionales.

En 2004, se estableció un convenio interadministrativo con el SENA, con el cual se ejecutó el proyecto Red Social Capítulo Colombia, que tenía por objeto elevar el nivel de empleabilidad de la población con discapacidad visual, a través de un programa de formación basado en el conocimiento y aprovechamiento de nuevas tecnologías de la información y comunicación.

Este proyecto se ejecutó durante tres años en siete regionales del SENA y se formaron 372 personas ciegas y con baja visión irreversible en informática básica, de las cuales 171 se capacitaron en emprendimiento, 30 cursaron nivel básico de inglés y 19 ingresaron a cursos titulados.

Ante el éxito del proyecto Red Social Colombia, el INCI, el SENA y la Fundación ONCE para América Latina FOAL celebraron en el 2009 un nuevo convenio de cooperación internacional y se puso en marcha el programa ÁGORA Colombia, con el fin de mejorar los niveles de inclusión laboral y productividad de este grupo poblacional, mediante la formación para el trabajo, la orientación y promoción laboral, y el apoyo de iniciativas productivas.

Este programa actualmente se encuentra en su segunda fase de ejecución, en 28 regionales del SENA y se espera para el próximo año alcanzar la cobertura total de las 33 regionales que operan en el territorio nacional.

A la fecha se han beneficiado alrededor de 6000 personas con discapacidad visual: 113 personas ciegas y con baja visión se han vinculado al mercado laboral, 197 han creado su propia empresa, 2164 han recibido orientación profesional, 2604 han mejorado sus niveles de empleabilidad y 805 han recibido asesoría para la generación de emprendimientos.

En conclusión, la alianza interinstitucional INCI - SENA ha sido fundamental para la gestión e implementación de programas y proyectos que establecen condiciones para mejorar el nivel de empleabilidad de la población con discapacidad visual y su efectiva vinculación laboral.

 

Imagen: