Un grito de independencia y libertad de la discapacidad.

159 impactos

41

Julio es un mes marcado por muchos hitos históricos, eventos y festividades que fortalecen ese amor a la patria que cada año nos restablece como un país independiente. Es así que cada 20 de julio se celebra el Día de la Independencia,  pero se debería aprovechar esta coyuntura para celebrar la nueva independencia que han adquirido las personas con discapacidad visual.

Independencia y autonomía, ese debe ser el nuevo grito que las personas con discapacidad podrán levantar a voces ya que hoy, más que nunca en la historia, cuentan con herramientas y posibilidades para ser realmente independientes.

El concepto de la independencia está arraigado a la liberación de un país, en el que deja de estar sometido a la autoridad de otro. Constantemente se habla de independencia y más en esta época del año, pero es interesante cómo este término también se atribuye al joven que se independiza de sus padres para vivir por su cuenta o como la persona con discapacidad visual se empodera de su entorno y deja de depender de un cuidador.

Pero esa autonomía, esa independencia no llega sola, se ha obtenido gracias a la disrupción de los diferentes paradigmas que se establecieron por años, logrados gracias a los adelantos en tecnología especializada, iniciativas del estado, construcciones sociales y sobre todo en el hambre de libertad y de reconocimiento que han tenido las personas con discapacidad.

Espacios que antes eran imposible de pensar para que las personas ciegas o con baja visión irreversible ahora están a la mano, la cultura, los museos, conciertos, cine y algo que para tantos era tan distante como las entidades del estado que están constantemente a su servicio, se puede ver cómo desde hace un tiempo se lideran actividades para acercar a la población con cada una de las áreas que constituyen este país, incluso las fuerzas armadas.

Estar en un avión del ejército, montar en una lancha rápida, pasar una tarde con los perros de la Policía, conocer las instalaciones de las fuerzas armadas estaba fuera de la imaginación de muchos, pero ahora es una realidad.

Todas estas actividades, todos estos espacios son muestras de las capacidades que la personas con discapacidad visual han logrado. Así que continúen construyendo más experiencias, sigan aspirando a más independencia, luchando por sus derechos y aspiraciones,  levantando la voz y por qué no los bastones, para demostrar esa libertad, esa autonomía y esa tan anhelada independencia.

 

Juan Esteban Gómez Ramírez Asesor de Dirección General y Comunicaciones
Autor:
Juan Esteban Gómez Ramírez
Asesor de Dirección General y Comunicaciones