Tres de diciembre Día Mundial de la Discapacidad

53 impactos

Grupo de personas con discapacidad bajando de avión
50

 

Una estrategia utilizada desde hace más de un siglo para llamar la atención sobre la situación de una población determinada, ha sido la de proponer un tiempo específico para realizar eventos que reivindiquen al grupo social que se desea resaltar. Así han surgido eventos como el día mundial del agua, la semana de la familia, el mes de la lucha contra el VIH SIDA o el año mundial de la reducción de la pobreza.

Algunas de esas propuestas son muy conocidas para nosotros. Por ejemplo el día de la mujer, instaurado el 8 de marzo en conmemoración a un grupo de huelguistas que murieron quemadas al incendiarse la fábrica en la que trabajaban. Pero también existen otras fechas que celebramos a lo largo del año que tienen un antecedente menos histórico y adquieren un sentido más comercial.

Así sucede con el día de la madre, el día del padre o la fiesta de amor y amistad. También existen fechas propuestas por la Organización de Naciones Unidas para promover alrededor del mundo actividades que permitan reivindicar los derechos de una población y adelantar acciones que la beneficien. Entre este último grupo de fechas conmemorativas se encuentra el Día mundial de la Discapacidad, que se celebra el 3 de diciembre, fecha en la que se aprobó la Convención sobre los Derechos de las personas con Discapacidad, ratificada en la actualidad por ciento setenta y cinco países, de los cuales, noventa y dos han firmado su Protocolo Facultativo.

Si comparamos el tipo de actividades que se realizan en las fechas instauradas por cuenta de la conmemoración histórica y aquellas que se desenvuelven en un ámbito comercial con las fechas promovidas por las Naciones Unidas, encontramos que estas últimas gozan de una amplia difusión a través de los medios de comunicación y que las actividades que se llevan a cabo en ellas son adelantadas por los gobiernos o por organizaciones a las que el tema en cuestión les concierne de manera directa, pero aún no poseen la familiaridad para la totalidad del público que caracteriza a las fechas apropiadas por el sector comercial.

Es decir, es deseable hacer de estas fechas, eventos muy populares y difundidos, en los que el mundo reflexione sobre la situación de una población determinada y acerca de las medidas que pueden implementarse para garantizar sus derechos y promover la mejora de su estado actual. Sería muy importante que una fecha como el día Mundial de la Discapacidad llegará a ser tan reconocido como lo son algunos de los días comerciales que animan a que cada persona en su entorno de vida particular, participe de actividades alusivas a la fecha.

Así como el día de la madre implica una reunión familiar en la que la mayoría de personas participan, fechas como el Día de la Discapacidad necesita de una serie de acciones que impliquen la vinculación de la mayor parte de la población en general, de manera que el tema sea asimilado por la sociedad y el sentido de haber instaurado un día que la referencie, cumpla su principal cometido: visibilizar a la discapacidad.

Así debe recordarse que en el mundo existen alrededor de seiscientos millones de personas con discapacidad, que en su mayoría se encuentran en las zonas de la tierra que presentan los mayores niveles de pobreza y que en consecuencia, si bien cuentan con sus derechos reconocidos, los estados que operan sobre los territorios en los que habitan, padecen una debilidad tal que no pueden garantizárselos.

De esta manera podemos preguntarnos: ¿Qué es necesario visibilizar respecto a la discapacidad este 3 de diciembre de 2017? Es una misión que se nos puede encomendar a cada uno de nosotros que encontramos en la vida cotidiana múltiples escenarios para darle a conocer a cualquier persona que hallemos en la calle, en el transporte público, en las diferentes instituciones, en nuestro entorno laboral o en el espacio educativo al que asistimos, entre otras posibilidades, la realidad de las personas con discapacidad con sus logros y debilidades, con los potenciales que poseen y las barreras que afrontan. De este modo, un día, como el que se celebra el 3 de diciembre adquirirá su significado y nos permitirá aportarle al mundo con el ejercicio de visibilización que se ha propuesto como acción para esta fecha.

Carlos Parra Dussan Director General Instituto Nacional para Ciegos - INCI
Autor:
Gustavo Pulido
Subdirector General (E)
Instituto Nacional para Ciegos - INCI