Necesidad y perspectiva real desde lo tecnológico para el año que comienza

39 impactos

Personas con discapacidad visual interactuando con computadores
52

Al indagar por las últimas tecnologías y tendencias para las personas con discapacidad visual, es recurrente encontrar gafas con cámara para que las personas ciegas puedan ver, bastones con infrarrojos, ultrasonido y toda suerte de avances modernos incorporados en elementos que tal vez para algunos o para muchos, son los mismos  que no podemos comprar ni acceder por su costo, porque en nuestro medio no se consiguen, o porque el medio no da para que ellos funcionen en los entornos para los que fueron creados.

Claro, no podemos ser tan pesimistas y escépticos como para negar todo avance, como son los aplicativos para reconocer imágenes, el OCR Reconocimiento óptico de caracteres (que ya tiene bastantes años) incorporado en móviles, el reconocimiento de objetos y la posibilidad de tomar fotografías por personas ciegas, y algunos avances que definitivamente sí nos dejan equiparados en la realización de actividades.

Las necesidades para la realización de actividades básicas en estudio, trabajo, y otras actividades emprendidas por la mayor parte de personas ciegas, “ya se tienen” (esto último entre comillas).

No obstante requerimos que eso básico de la tecnología que permite desarrollar esas actividades comunes y cotidianas, pueda llegar realmente a todos los que la requieren.

Por ejemplo, el lector de pantalla y el magnificador, a todas las aulas de las escuelas y colegios, el manejo de las tabletas usadas en clase con personal que apoye de verdad a las personas ciegas y con baja visión en su uso, la posibilidad de tareas y trabajos académicos con calidad mediante adecuadas y suficientes herramientas tecnológicas… en fin, necesitamos que lo que existe llegue a todos.

Se ha avanzado en algo, pero no lo suficiente como para garantizar la igualdad de oportunidades para todas las personas con discapacidad visual que no tienen las posibilidades de las que disfrutan unos pocos.

Es por tanto, una necesidad imperiosa el que nuestras instituciones relacionadas con la educación, las que forman para el trabajo y el emprendimiento, las que forman a los docentes y todos los profesionales de todas las áreas, apoyen para que las tecnologías básicas y necesarias que facilitan el acceso y participación, conozcan e impulsen realmente el uso de lo existente en materia de tecnologías para personas ciegas y con baja visión.
La perspectiva en materia de tecnología para el año actual y para los venideros en el corto plazo, es articular acciones con todos los sectores para permitir lo básico a todos quienes requieren y anhelan estas oportunidades.

El 2018 será una época para masificación de las tecnologías y el conocimiento en su uso y manejo, pero más en la realidad de ella para todos y no en solo un deseo de que ello llegue.

 

Carlos Parra Dussan Director General Instituto Nacional para Ciegos - INCI
Autor:
Santiago Rodríguez
Profesional Especializado
Instituto Nacional para Ciegos - INCI