La accesibilidad Web como gran hito en la historia del INCI

64 impactos

niña con discapacidad visual accediendo a una página de internet
42

Ahora que estamos en el marco de la celebración de los 62 años de historia del Instituto Nacional para Ciegos – INCI, quiero exaltar el arduo trabajo que desde diferentes áreas hemos realizado para garantizar la accesibilidad digital de la población con discapacidad visual.

Comienzo este artículo contando que entre los años 2001 y 2002, recién surgida la versión 1.0 de los estándares de la W3C conocidos como Web Contents Accessibility Guidelines (WCAG) 1.0, el INCI comenzó “a dar lora” con el tema, brindando apoyo en su implementación e insistiendo a distintas instancias del país para que el tema se incorporase dentro de la agenda Web.

Los primeros pasos apuntaron a impactar una instancia que hoy en día sigue vigente como una de las más importantes en la adopción del tema: la academia, desde donde no solo se podría implementar el concepto, sino asumirlo total y absolutamente con el fin de apropiarlo e incorporarlo dentro de los currículos, dado que todo profesional en cualquier área o carrera, debe conocer medianamente cómo conformar contenidos accesibles.

Por supuesto, distintas entidades del Estado colombiano, desde ministerios hasta entidades del orden nacional y territorial, fueron objeto de las charlas y capacitaciones sobre accesibilidad Web brindadas por el INCI.

Dos momentos en la difusión de este tema han sido fundamentales para las acciones que el INCI ha pretendido desde el inicio: por un lado el hacer que la mayoría de páginas web en colombianos sean accesibles para las personas con discapacidad visual. Es este sentido se ha incidido para que el primer decreto de Gobierno en Línea, 1151 de 2008, contemplara la referencia a los estándares WCAG 1.0 de manera directa y taxativa.

El segundo momento lo constituye el inicio del estudio y posterior surgimiento de la norma técnica colombiana sobre el tema de la norma NTC5854, que es el único referente técnico formal para nuestro país en accesibilidad Web.

Es de reconocer que en estos dos momentos el INCI no estuvo solo, ya que probablemente no lo hubiera logrado, en ello fue acompañado por las entidades más importantes sobre el tema en el medio: MinTIC con su área de apropiación de TIC y Gobierno en Línea (GEL), el Departamento Administrativo de la Función Pública, algunas universidades, personas naturales y ONG, entre otros.

Con estas alianzas estratégicas y el trabajo mancomunado fue posible lograr los resultados obtenidos de los dos momentos mencionados.

Hoy el tema de accesibilidad web está en la agenda nacional y local a través de acciones como la estrategia Gobierno en Línea y de manera más impactante por la Ley Estatutaria 1712 de transparencia, la cual está abarcando un abanico mucho más amplio y diverso de los llamados “sujetos obligados”,      que cubre no solo a entidades del orden ejecutivo estatal, sino entidades de todo orden en lo público y para los privados que prestan servicios públicos o disponen de información para todos los ciudadanos colombianos.

A pesar de que no se ha logrado todo lo que se requiere en el tema, el INCI es reconocido en el ámbito nacional y territorial por el conocimiento, experiencia y constancia que ha tenido en el impulso a la accesibilidad Web, lo que si bien no es de la más alta relevancia para el futuro del tema en Colombia, sí deja una gran posibilidad para seguir incidiendo en el logro de todo lo requerido para los ciudadanos colombianos que interacción en la web.

Como una de las necesidades más sentidas, hoy para el impacto de la accesibilidad en todo el país, en mi opinión, hemos venido “dando lora” con el tema.

De nuevo debería generarse un esfuerzo articulado como el que un día lograron quienes incidieron en decretos y normas técnicas para que además de lo existente, se implemente formalmente un proceso de certificación, un proceso amplio y formal de formación con el respaldo de quienes tienen esta competencia.

Es indispensable  hacer seguimiento y monitoreo permanente, consolidar la red de expertos y asesores en accesibilidad  para así dejar de tratar este tema como un asunto de una revisión de pocos aspectos en los sitios Web, dando al traste con lo que pretende lograr la formalidad y mediana rigurosidad que se amerita: cubrir las necesidades reales de todos quienes nos desempeñamos de formas distintas por efectos de discapacidad, de tecnologías no tan avanzadas o de desventajas por condiciones personales.

Santiago Rodríguez  Profesional de Asistencias Técnica
Autor:
Santiago Rodríguez
Profesional de Asistencias Técnica