Educación sin leer no es educación

93 impactos

niños con y sin discapacidad apoyándose en el aula de clase
44

Cada día aparecen distintas maneras para que las personas con discapacidad visual puedan tener acceso a la lectura y son múltiples los esfuerzos que se han realizado en la búsqueda de este derecho, así como los esfuerzos institucionales para que en Colombia sea posible leer sin ningún tipo de restricciones.

Los libros digitales han sido una gran opción para leer por medio de los lectores de pantalla, así como los libros leídos por locutor tenidos en CD por algunas bibliotecas públicas del país, como los libros en formato Tinta-Braille que distribuye el INCI, o como los libros free distribuidos gratuitamente encontrados en la internet.

Aun así, la ley 1680 de 2013 para el acceso a la información y las comunicaciones de las personas con discapacidad, ha permitido que bibliotecas como la del instituto Nacional para Ciegos –INCI (Biblioteca Virtual para Ciegos de Colombia) pueda distribuir de manera gratuita y libre más de veinte mil títulos para los estudiantes y lectores de todo el país, con la única condición de estar inscrito.

Sin embargo, aunque las opciones son múltiples y el país haya adelantado en legislación para el acceso a la lectura, es importante saber, que a nivel internacional, existe el tratado de Marraquech, contrato internacional que exige a los estados parte, permitir la reproducción, la distribución y la puesta a disposición de obras publicadas en formatos accesibles para las personas ciegas, con discapacidad visual u otras dificultades para acceder al texto impreso, y permitir el intercambio transfronterizo de esas obras por las organizaciones que están al servicio de los beneficiarios.

Este tratado fue adoptado el 27 de junio de 2013 en Marrakech, y entró en vigor el treinta de septiembre de 2016, luego de cumplirse la exigencia de que mínimo veinte estados debían ratificar este instrumento, y el 30 de junio de 2016 se dio cumplimiento a este propósito con la vigésima adhesión que realizó Canadá.

Es importante entonces, que el país siga avanzando en la garantía de derechos de la población con discapacidad, y que esta población haga el respectivo seguimiento desde las instancias de participación, para que miles de estudiantes y lectores  sigan produciendo desarrollo cultural y económico para el país, pues para nadie es un secreto que la lectura genera cultura, y el desarrollo de la cultura mueve la economía.

  • Consulte el catálogo de la Biblioteca Virtual para Ciegos de Colombia a través de la aplicación móvil ‘Biblioteca INCI’ disponible en iOS y Android o ingresando a la página web www.inci.gov.co/Biblioteca.
Jhon Díaz Fomento a la Lectura Biblioteca Virtual para Ciegos de Colombia
Autor:
John Díaz
Fomento a la Lectura
Biblioteca Virtual para Ciegos de Colombia