Cuando de entrar al colegio se trata

60 impactos

Fotografía Miryam Hernandez
33

Miryam Yaneth Herrera Gámez
Asistencia Técnica INCI

Han pasado solo algunos meses de ese momento emocionante para unos y por qué no decirlo un poco “tenso” para otros. Y es que en medio de la caja de colores nueva, los cuadernos, las historias fantásticas, la lonchera del personaje favorito; algunos niños y niñas continúan su etapa escolar, otros en cambio dan inicio a ella.

Por su parte los padres de familia están interesados en que todo vaya bien en el colegio y que la etapa escolar sea motivante para los chiquillos; compran en la medida de las posibilidades lo mejor pues deben contribuir a un alto grado de motivación, lo cual es importante, pero no es lo único, ya que no se pueden olvidar aspectos inherentes a los procesos de aprendizaje y el rendimiento escolar como son el contar con las condiciones adecuadas para acceder a la información y el conocimiento. 

En el ámbito escolar la visión juega un papel importante en los procesos de lectura y escritura; la Asociación Americana de Optometría, reflejan que el 25% de los niños que presenta algún tipo de alteración visual ve afectado su proceso de aprendizaje y el 44%de los padres aún no ha identificado algún problema en la visión de sus hijos.

Y es que cuando los niños y niñas presentan problemas en los ojos, se cansan fácilmente llevando a la distracción y a no interesarse por los temas de la clase, de ahí la importancia de detectar las alteraciones visuales a temprana edad. 

Es entonces muy importante que tanto los padres como los maestros estén atentos a indicadores como dificultad para colorear sin salirse de los contornos, tener la cabeza muy cerca al papel, presentar fatiga ocular, descoordinación entre el ojo y la mano, leer de forma lenta y guiándose con el dedo, inclinación de la cabeza para algún lado y/o presencia de enrojecimiento entre otros.

Frente a estas situaciones lo recomendado es asistir al especialista de la salud visual, sea este optómetra u oftalmólogo, así se logrará una detección oportuna iniciando el tratamiento adecuado que en la mayoría de los casos se logra con el uso de anteojos. 

Solamente tomando conciencia que parte de la responsabilidad como padres y cuidadores respecto a la educación de los niños y niñas va más allá de enviarlos al colegio contribuiremos a solucionar muchas dificultades en las aulas de clase donde en muchos casos son diagnosticadas como “problemas de aprendizaje” desconociendo que la dificultad del estudiante tiene como causa un problema de visión. 

Recordemos que en los procesos de aprendizaje es fundamental brindar las condiciones particulares para que el niño o la niña desarrollen su potencial , aspecto que en gran medida se logra con una detección temprana, dado que la Organización Mundial de la Salud refiere que el 80% de los casos de ceguera en el mundo son prevenibles.