“Leer y Punto”: un encuentro entre la lectura y el braille

79 impactos

Carlos Parra Dussan, Director General Instituto Nacional para Ciegos - INCI y Enrique King Coordinador de la Biblioteca
48

Garantizar que las personas con discapacidad visual de toda Colombia, tengan acceso a la información y a la cultura, sigue siendo una prioridad desde el Instituto Nacional para Ciegos –INCI.

Es por eso que celebramos contar con la Biblioteca Virtual para Ciegos, un espacio que tiene un catálogo de más de 18 mil títulos en formatos accesibles, entre los que se encuentran libros educativos, novelas y demás universos literarios que nos permiten viajar en las páginas de miles de autores en el mundo.

En este compromiso por promover la lectura y que más colombianos con discapacidad visual de nuestro país, se enamoren y disfruten de ella, se llevó  a cabo el viernes 3 de noviembre, un evento denominado Leer y Punto, donde el braille y la lectura fueron los principales invitados.

Este encuentro que contó con la participación del  poeta, novelista, periodista cultural y profesor universitario, José Luis Díaz Granados, fue un espacio en donde el escritor leyó al público asistente diferentes fragmentos de sus obras, entre ellos, el primer poema que escribió para la revista “Hacía la luz” una publicación hecha para personas ciegas.

Pero sin duda, dentro de Leer y Punto, uno de los momentos más emotivos para el público, fue contar con la presencia de Luis Gabriel González, Hernando Iván Cano y María del Pilar Gómez, quienes durante muchos años dedicaron parte de su tiempo y lo mejor de sus voces para llevar a toda la población con discapacidad visual del país, gratos momentos de entretenimiento e información  a través de los libros hablados. Por medio de la lectura en voz humana de los libros, los locutores profesionales, narraron historias por años.

Muchos de los asistentes, entre los que en su mayoría se encontraban personas ciegas, se emocionaron al escuchar e identificar las voces de sus locutores favoritos, a quienes a pesar de los años aun identifican y no han olvidado.

“Para mí uno de los libros que más recuerdo haber disfrutado a través de las voces de estos grandes locutores, fue el de La Casa de los Espíritus de Isabel Allende, por su interpretación. Además porque fueron 20 casetes en total”: cuenta Gloria, una persona ciega, asistente al evento.

Sin duda, esta tarde, que estuvo pasada  por lluvia, más no empañada por esta, será de gran recordación para los invitados y asistentes a este encuentro, en donde la lectura en voz alta, nos sigue permitiendo viajar y recordar a través del tiempo.

Autor:
Marcela Segura Moya
Asistente de Comunicaciones Instituto Nacional para Ciegos -INCI