¿Qué nos dejó el 2017 en el INCI? Una participación democrática y cultural

62 impactos

Socialización, Decreto 1421
51

 

En primer lugar queremos desearles a todos los lectores de INCIDigital un feliz año 2018, este año nos deja llenos de gratitud por el acompañamiento en eventos, diálogos y cada espacio que permitió la construcción social. Es por ello que desde estas líneas recordaremos algunas acciones que se adelantaron desde Asistencia Técnica, resaltando el trabajo en equipo, convirtiéndonos en una voz en cada una de las propuestas de reglamentación de las leyes que desarrollan los derechos de la población con discapacidad visual.

Recordemos que en el 2017 fueron seis procesos los que acompañamos en la construcción, sin embargo, señalaremos tres de los más significativos que nos dejó este año. Dos de estos documentos fueron sobre educación; uno de los más mencionados e importantes fue el decreto 1421 del 2017, donde se retomó el tema educativo y las condiciones que son necesarias para el ejercicio de la educación con calidad y permanencia de los estudiantes con discapacidad, lo cual se convierte en un reto social y cultural en el país, sin olvidar que Colombia lleva un camino recorrido de años atrás frente al proceso de inclusión educativa, reto que es la construcción desde el macro sistema a un microsistema que es la escuela.

En un segundo momento sin ser menos importante es la participación del INCI en la construcción del Plan Nacional Decenal de Educación 2016-2026 PNDE- donde la palabra inclusión fue visible y necesaria para pensar en una sociedad diversa desde la escuela; en la misma línea que el mundo espera un cambio significativo desde los objetivos de Desarrollo Sostenible, como es el número cuatro: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad para promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.

Un tercer documento que nos lleva a la reflexión es la Sentencia 573 sobre Derechos Sexuales y Reproductivos, que nos lleva a repensar en la toma de decisiones en todos los aspectos de la vida de las personas con discapacidad.

Como se menciona anteriormente estas propuesta reglamentarias son avances que emergen unos entre otros, llevando a construir una sociedad que se moviliza al cambio y a tener acciones afirmativas para las personas con discapacidad. En el mismo sentido reflexionar lo construido desde el INCI y lo que se debe seguir promoviendo para la población con discapacidad visual.

Dyson y otros, 2004 mencionan “Para que una cultura de inclusión y equidad en la educación prospere, es indispensable que exista un conjunto compartido de supuestos y creencias entre los altos funcionarios a nivel nacional, del distrito y de la escuela.” Lo que afirma que una construcción social no puede ser individual o unilateral. Nos queda satisfacción de lo que se logró cumplir y a su vez el reto que tenemos por realizar en el 2018.