¿Por qué la responsabilidad social empresarial debe considerar la discapacidad?

72 impactos

Personas con discapacidad visual dando un taller de braille
60

 

Con determinación, es posible bloquear las cosas negativas y disfrutar las positivas, a pesar de los imprevistos. Lo más importante es que se puede bailar a pesar del mal.  Sarah Todd Hammer.

Recordemos que la responsabilidad social empresarial RSE consiste en una iniciativa voluntaria de gestión y buen gobierno, integrada a la toma de decisiones de una organización, que tiene en cuenta a diferentes grupos de interés y las variables económicas, sociales y ambientales.

Cuando una empresa se define como socialmente responsable desde la dimensión de la discapacidad es cuando comienza por reconocer a este colectivo como un grupo de interés desde una perspectiva amplia: no sólo como empleados, sino también como clientes/usuarios, como proveedores, como accionistas e inversores y como comunidad externa a la empresa que tiene capacidades, aptitudes y actitudes que deben ser reconocidas.

En Colombia en los últimos quince años se han tenido avances en inclusión laboral de personas con discapacidad, a pesar de que vivimos en una sociedad en donde las diferencias, en cuanto a nivel de productividad, son causa de aceptación o rechazo en las empresas.

Sin embargo, las empresas se han ido ocupando cada vez más en mejorar sus procesos de vinculación laboral tales como la transformación de imaginarios sociales, capacitación frente al tema, ajustes razonables y adaptación del puesto de trabajo, vinculación con redes de apoyo, entre otras.

De esta manera, la RSE se convierte en una aliada para la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad. Las organizaciones que no entienden la RSE como estrategia llevan a cabo la inversión en discapacidad a través de fundaciones y asociaciones independientes, sin asumir directamente el compromiso y que en ocasiones se traduce en prácticas equivocadas de la RSE.

A pesar de que algunas empresas hoy en día ya han optado por ser socialmente responsables frente a las personas con discapacidad, aún falta mayor participación, ya que todavía existen altas tasas de desempleo (70%) y la mayoría de los que están vinculados reciben menos de un salario mínimo, lo que conlleva a que sus niveles de pobreza sean altos. Esto los lleva cada vez más a bajos niveles en su calidad de vida y, por lo tanto, este segmento de la población sigue siendo excluido de la sociedad.

Finalmente, se hace un llamado a las empresas para que dentro de sus políticas de gestión asuman la responsabilidad social como una oportunidad para la inclusión laboral de personas con discapacidad, ya que, esta práctica si bien es cierto es un reto, también es una oportunidad de crecimiento y diferenciación.

Con la RSE gana la empresa que vincula a personas con discapacidad porque, al desarrollar y gestionar procesos de inclusión laboral, se destaca una mayor reputación y prestigio a nivel social, un efecto positivo en el clima organizacional y una mayor productividad al generarse un mayor compromiso por parte de los demás trabajadores con sus actividades cotidianas.

Incluir a trabajadores con discapacidad mediante procesos y modelos adecuados produce un efecto motivador en la empresa y causa un elevado sentimiento de orgullo y pertenencia en todo el equipo de trabajo. Y en cuanto a las personas con discapacidad, permite que el país tenga una fuerza productiva que contribuye al desarrollo y superación de la pobreza.

Esperanza Verdugo
Autor:
Esperanza Verdugo
Profesional Especializado
Instituto Nacional para Ciegos - INCI