Educación

42 impactos

208
Participantes del Taller de competencias Blandas

La última sesión del Encuentro Nacional de Organizaciones de Personas con Discapacidad Visual correspondió a un taller de competencias blandas, a cargo del Sena.

El espacio buscaba contextualizar  a  los  participantes  en  conceptos relevantes que exige el mercado laboral en relación con las competencias blandas,  con el propósito de fortalecerlas según la interacción.

Con actividades prácticas, los asistentes aprendieron a direccionar su proyecto de vida, afrontar con autonomía diversas situaciones, comunicarse asertivamente y trabajar en equipo.

46 impactos

207
Edwin Beltrán, Hablando al auditorio

El Taller de interacción para la atención de personas con discapacidad visual, que capacitó a funcionarios públicos en el abordaje a personas ciegas y de baja visión, llegó a su final.

Durante tres semanas, el INCI orientó a los funcionarios en el uso del braille, interacción con personas ciegas y tecnología accesible, con el propósito de hacer su trabajo más inclusivo.

76 impactos

203
Participante del taller de Braille, preguntando al auditorio

Los tradicionales talleres de braille retomaron este año sus sesiones mensuales, con el ánimo de acercar a las personas videntes al sistema de lectoescritura de las personas ciegas.

El pasado 22 de febrero, el Centro Cultural del INCI dictó el primer taller del año, con la participación de docentes, estudiantes y familiares de personas con discapacidad visual.

32 impactos

203
Logo Concurso nacional de cuento en Braille

El Concurso Nacional de Cuento en Braille INCI vuelve este año para premiar a los mejores escritores con discapacidad visual del país.

Aunque la convocatoria se cierra el próximo 12 de abril, ya hemos recibido varias postulaciones, no solo de Bogotá, sino de otros rincones del país, como Risaralda, Atlántico y Cundinamarca.

49 impactos

194

En la foto, Gustavo Pulido y Nicole Cubillos, del INCI; Emilio Hernández, de la Universidad del Atlántico; y Carlos Parra Dussan y Enrique King, también del INCI.

Emilio Hernández, coordinador del programa de la Licenciatura de Educación Especial de la Universidad del Atlántico, visitó las instalaciones del INCI, en Bogotá, y se reunió con personal de Asistencia técnica.

El profesor es ciego

En esta edición de INCIDigital deseo saludar a todos los profesores, exaltando su importante labor de formar las generaciones futuras,  construyendo conocimiento y transmitiendo valores que configuran nuestra ética.

La verdad es que para mí como profesor universitario, esta vocación de servir a la academia me ha cambiado la vida, pues en estos18 años de cátedra universitaria he podido formar muchas generaciones de abogados, que hoy son colegas y amigos míos.

El caso de Víctor Ferney Urquijo González

Víctor es un joven que ingresó a la Universidad Católica de Colombia a estudiar  Ingeniería Civil en enero del año 2011. Cuando se encontraba cursando séptimo semestre, en el año 2014, tuvo un accidente automovilístico y sufrió un trauma cráneo-encefálico severo, con exposición de masa encefálica, según informe médico entregado a la Universidad.  A pesar de pasar por este grave trauma, Victor se está recuperando progresivamente, con el apoyo de su familia y las terapias, tanto físicas como psicológicas, que ha venido recibiendo.

Enseñando música a través de los otros sentidos

El programa de Música de la Universidad del Norte cumplía cabalmente sus objetivos, implementando las metodologías ya establecidas para formar a sus estudiantes, hasta que un día, en 2014, llegó la primera estudiante con discapacidad visual. En ese momento no sabíamos cómo enseñarle música a una persona con discapacidad, entonces como reto personal, lo primero que hice fue aprender Braille.

Me senté con la estudiante a leer braille y aprendimos a la par.  

Presté mi vientre a la inclusión

Éramos tres en casa. Mi esposo, mi hijo Mateo de 8 años y yo. Deseábamos con gran expectativa la llegada de Samuel. Escogimos su nombre por votación, luego de saber desde los 5 meses de gestación, que yo sería la única mujer en casa.

El 24 de abril a las 8:30 a.m., con una fuerza que fue en crescendo, Samuel rompió fuente y lloró con alegría para decirnos: ya llegué. Todos estábamos llenos de júbilo y su cuarto pintado de azul y decorado con osos de color café, lo esperaban ansioso.

Páginas